jueves, 22 de noviembre de 2018

Ama Lady Verónica


Aqui tenéis la entrevista a Mistress Verónica, donde nos acercará al mundo bdsm y nos constará como empezó en ello y sus experiencias. Os dejos su Twitter y su web para que la conozcáis.

-¿Cuantos años llevas como Dominatrix?

De forma profesional unos 7 años. Practicándolo de forma no profesional desde que descubrí que no era rara por mi carácter dominante, gusto por los pagafantas y gustos sexuales distintos a lo común y en lo que denominaban bdsm


-¿Que opinan tus amistades cuando le dices que eres Domina?

 Algunos no saben ni lo que significa y hay que explicárselo por encima. Las respuestas siempre suelen ser las mismas. Falta cultura. Somos raritos o locos, con alguna tara, tanto sumisos como dóminas para ellos, por tanto, procuro no hablar demasiado con personas incultas que no entienden de esto y faltan el respeto con adjetivos que no corresponden





-Antes de empezar en ello, ¿qué pensabas sobre la dominación y el BDSM?

 Ya adolescente sentía que tenía gustos bastante dispares a los de mis amigas. Mis amantes me aburrían. Así que empecé indagar hasta que me di cuenta que no era la única en tener ese tipo de gustos e incluso tenía nombre (bdsm, findom, femdom, dominación, sumiso, ama)

-¿Qué momento fue lo que te marco para dar el paso y ser Dómina Verónica?

 Nací dómina. Dómina soy. Verónica es mi nombre real. Si te refieres a mi nombre como profesional Ama Lady Verónica, cuando empecé a anunciarme en páginas de contactos y abrirme cuentas en redes sociales hace unos 7 años. Primero con contactos muy esporádicos y muy elegidos por email, en los que me anunciaba sin mostrar ni mi nombre ni mi cara y después ya más profesionalmente en los que no clasifico tanto

-En tu web, podemos ver todas tus prácticas. ¿Qué es lo que más busca el hombre sumiso?

 Cada sumiso es un mundo. Pero un sumiso no debería de buscar nada, el sumiso que busca su propio placer de sumiso tiene muy poco. El sumiso verdadero llena su vida y es feliz sintiéndose útil sirviendo las órdenes, caprichos y vejaciones para la risa o placer de su dueña, sirviendo para cualquier cosa o práctica que su ama le requiera, olvidándose de su propio placer y existencia, entregado a los caprichos, órdenes y humillaciones de su dueña. El pseudo sumiso busca correrse y cuando lo hace deja de ser sumiso

-¿Qué diferencias existe entre Findom y Fendom?

 Findom es dominación financiera. La Femdom es una dominación que deje clara la superioridad de la mujer ante el hombre, mediante varios tipos de prácticas en las que se doma al sumiso para el placer del ama. Y en esa doma está la diversión

-El sumiso que se quiere convertir en Sissy, ¿que busca en ello?

Hay varios tipos de sissy, pero todos tienen algo en común. Adoran a la mujer tanto que a veces
quieren ser como una de nosotras. Les excita que seamos nosotras las que llevamos los pantalones. Hay sissys que quieren sentirse como una puta con varios hombres, incluso que las prostituyas y las vistas como una prostituta, otras quieren ser tu puta en la intimidad, que las vistas, hables y folles como si fuera una mujer y otras sueñan con servirte como la criada de Escarlata Ohara en lo que El viento se llevó, vestir a su ama, limpiarle los zapatos, plancharle y lavar su ropa, peinarle el cabello...Entre otras cosas

-¿Tienes alguna preferencia que te guste más en los juegos de rol?

Me gusta ser el chulo de putas jajajaja

-¿Se puede anular sexualmente a un hombre?

El hombre piensa con la polla y necesita corrección. Se puede y además es por donde hay que
empezar para la doma de tu esclavo. Hasta que aprenda a servir y olvidarse de su placer por el de su ama. Mediante la jaula de castidad, cbt o los castigos que sean necesarios hasta que entienda esto. Que es la base principal para un sumiso


-¿En qué consiste el contrato de esclavitud?

Contrato de deuda en el que el sumiso por su propia voluntad decide aportarme mensualmente o de una sóla vez una cantidad económica acordada. El sumiso financiero sufrirá castigos que no le gustarán nada, en caso de no cumplir con sus cuotas o pagos exigidos por la dominatrix y el contrato de esclavitud en el que el sumiso me cede su ser, su cuerpo, su mente, su voluntad y su nómina (descontando gastos) para lo que yo guste hacer con ello



-¿Cómo debe ser el sumiso esclavo?

Fiel, sincero y sobre todo con ganas de querer avanzar en su sumisión y divertirnos juntos a través de su doma y entrega

-¿Cuáles son tus límites?, ¿qué practicas no realizas?

No practico scat, juegos de sangre, asfixia, medical, zoofilia o infantilismo

-¿Que no soportas del hombre sumiso?

El hombre es muy mentiroso, en sumisos creo que crece la media. Tampoco los que piensan o te tratan como si te estuvieran comprando. Una dómina no es una prostituta. No estás pagando por un servicio. El tributo es una forma de presentar para un sumiso el respeto, servicio, admiración y pagar por el tiempo de la dominatrix

-Realizas sesiones tanto presencial como online, ¿que busca principalmente el sumiso online?

El sumiso online en su mayoría deja mucho que desear. Como dije anteriormente, la mayoría son sumisos de un rato por calentón y hasta que se corren

-¿Como suelen ser las sesiones online?

Prefiero las sesiones reales. En las que el sumiso no confunde un pago por servicio a ser dominado

-¿Que le dirías a esas mujeres que tienen dudas de convertirse en Dominas?

Que dómina se nace, no se hace

-¿Y a esos hombres sumisos que les falta un empujoncito para contratar una sesión?

Que dejen de soñar y lo hagan realidad. Merece la pena. Que el bdsm es sano, sensato y consensuado y que los límites de cada sumiso se exponen y no se sobrepasan. Por tanto, no te quedes con las ganas. Y, sobre todo, si eliges a tu futura ama por el comparador de precios o tetas más gordas en vez de por lo que te aporta al verla, su profesionalidad, como va a cuidar de ti, prácticas afines, saber hacer, discreción, etc vas apañado. Te espero. Perro. ¡A mis pies! No le des más vueltas. No hay nada que perder y mucho que ganar. Jamás serás feliz si naciste para servir y no lo estás haciendo por miedo o racanería

No hay comentarios:

Publicar un comentario